QUÉ ES... LA "SAUNA FINLANDESA"

QUÉ ES... LA "SAUNA FINLANDESA"

Información

La sauna seca, de origen finlandés, fue ideada en por motivos higiénicos ya que esta proporciona una limpieza de la piel muy eficiente provocando que se abran los poros y eliminando, a través de la transpiración que se produce, el sebo, las toxinas y las bacterias.
El interior de las saunas secas está revestido de madera y las cabinas de sauna están calentadas por electricidad a una temperatura que oscila entre los 65 y los 85 grados centígrados. 

Beneficios:
Los beneficios son: desintoxicación de la piel, limpieza de las vías respiratorias, mejora en el flujo de la sangre, el corazón bombea con más fuerza y preparación para un buen dormir.

  • Relajación muscular y psíquica.
  • Sudoración que produce la excreción de desechos y limpia de la piel.
  • Normalización de la presión arterial.
  • Acumulación de calor.
  • Vasodilatación y aumento de la circulación sanguínea.
  • Alteración del sistema termorregulador del cuerpo.
  • Beneficios sobre el sistema respiratorio.
  • Mejora la artritis.
  • Libera endorfinas y por lo tanto ayuda a combatir el insomnio y el stress.

En general los beneficios terapéuticos de la sauna son el estímulo en la circulación de la sangre al acelerar el corazón su ritmo para llevar más sangre a la piel con el fin de enfriarla.


Recomendaciones:
La indumentaria para el acceso a la sauna seca será la siguiente: bañador, toalla y chanclas.

  1. Ducharse con agua caliente y jabón.
  2. Sentarse o tumbarse sobre una toalla para evitar quemarse con los bancos, también por motivos higiénicos.
  3. Permanecer entre 5 y 10 minutos dentro de la cabina.
  4. Salir y ducharse con agua fría comenzando por los pies e ir ascendiendo hacia el centro del cuerpo. La ducha debe refrigerar el cuerpo y el contraste de temperaturas hace que aumente la circulación sanguínea por la superficie corporal.
  5. Repetir la segunda sesión por un tiempo similar.
  6. Nuevo enfriamiento y descansar relajado durante 10 o 15 minutos paseando, tomando un masaje o en una bañera hidromasaje.

Indicaciones y enfermedades más tratadas:
La sauna está indicada directamente para los siguientes problemas:

  • Estrés y preocupaciones laborales.
  • Dolores reumáticos que no estén en fase aguda.
  • Desintoxicaciones.
  • Fortalecimientos.
  • Mejora de la circulación sanguínea.
  • Mejora del descanso nocturno (hay que tomarla al menos 3 horas antes de irse a dormir).
  • Mejora de esfuerzos y sobrecargas, pequeñas lesiones musculares, contracturas, miofibrosis, dolores de columna, lumbalgias y dorsalgias.
  • Mejora en el estado de la musculatura.
  • Mejora en el sistema respiratorio (faringitis y bronquitis) en especial a fumadores y personas con problemas de expectoración.
  • Asma bronquítico.
  • Mejora de los trastornos de la menopausia.

Bajo control médico y por su indicación se puede aplicar a pacientes con post-infarto en fase de reeducación y patologías coronarias asintomáticas.

Contraindicaciones
La sauna tiene incidencia en el sistema circulatorio por lo que las alteraciones que se pudieran tener en el mismo pueden condicionar su uso. No se debe tomar una sauna si se tiene alguna de estas enfermedades o alteraciones:

  • Problemas de corazón como infarto de miocardio, estados de descompensación cardiovascular y síntomas de estenosis.
  • Problemas venosos crónicos, insuficiencia venosa, síndrome post-trombótico.
  • Varices en fase aguda.
  • Problemas de circulación cerebral, trombosis, estados tras haber sufrido infartos cerebrales.
  • Tensión arterial baja.
  • Hipertensión arterial de origen renal superior a 200 mmHg.
  • Glaucoma.
  • Hipertiroidismo.
  • Tumores.
  • Toxemias gravídicas severas.
  • Enfermedades inflamatorias agudas internas como hepatitis y nefritis.
  • Con episodios de fiebre.
  • Con enfermedades infecciosas como hongos.
  • Los tres primeros meses de embarazo.
  • Embarazadas con historiales de partos prematuros

Hay que tener precaución en los siguientes casos.

  • Durante la menstruación por la bajada de tensión arterial.
  • Hipertensión compensada mediante medicación: el enfriamiento se debe realizar sin ducha y progresivamente.
  • En hipertensiones no medicadas sólo se puede tomar bajo consejo médico.
Cerrar aviso acerca del uso de las Cookies Uso de cookies:Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos de interés. Al continuar navegando entendemos que se acepta nuestra política de cookies.